Alimenta correctamente a las defensas de tu organismo incluyendo todos los grupos de alimentos

Mejora del sistema inmunológico

Beneficios de la carne para combatir resfriados

Mantener nuestro sistema inmunitario fuerte debe ser una de nuestras principales preocupaciones a la hora de mantener un estado de salud óptimo. Más si cabe en contextos de crisis sanitaria como la que vivimos actualmente.

Este sistema es el encargado de ayudarnos a prevenir enfermedades, las conocidas “defensas” del organismo. Pueden verse debilitadas por diferentes motivos, como los cambios de temperatura frecuentes, la exposición a contaminación o enfermedades previas. Sin embargo, uno de los principales factores es la alimentación.

En estaciones tan cambiantes como el otoño, una buena alimentación que incluya productos cárnicos, además del resto de grupos de alimentos de la Dieta Mediterránea, refuerza nuestro sistema inmune y ayuda a prevenir resfriados y otras enfermedades. Te contamos por qué.

Más fuertes y más sanos.  La carne te ayuda a conseguir una salud de hierro

Los productos cárnicos constituyen una fuente importante de proteínas de valor biológico más alto que las de origen vegetal, ya que las proteínas de la carne contienen todos los aminoácidos esenciales que necesitamos y se digieren más fácilmente. Comer proteínas de alta biodisponibilidad nos ayudará a conservar y aumentar masa muscular, regular el sistema inmune y transportar el oxígeno en el cuerpo.

Además, la carne y sus derivados cárnicos son una importante fuente de vitaminas del grupo B, y minerales tan esenciales como el hierro, potasio, fósforo y zinc entre otros micronutrientes. El déficit de algunos de estos nutrientes pueden causar disfunción inmune, debilitando nuestras defensas y haciéndonos más propensos a pillar resfriados.

¿Qué cantidad de carne debo consumir? Las recomendaciones de las organizaciones internacionales y nacionales y las sociedades científicas españolas indican que el consumo aporopiado es de 3-4 raciones a la semana. En concreto, la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) recomienda un consumo de carne de 3 raciones semanales, considerando una ración de entre 100 -125 g de peso neto, priorizando siempre los cortes magros y eligiendo técnicas culinarias saludables y todo ello dentro de una dieta variada, con los demás grupos de alimentos, y equilibrada y junto a un estilo de vida activo

Prescindir de la carne en nuestra dieta no es una buena opción. Está comprobado que dietas restrictivas en productos cárnicos pueden llevar a la deficiencia de nutrientes como la vitamina B12, desarrollando patologías como la anemia perniciosa.

A sus múltiples beneficios para la salud se le suma la riqueza culinaria de la carne, un alimento que es protagonista en numerosas recetas, tanto tradicionales como novedosas y creativas, y que se presenta como un producto versátil para la nueva cocina. Por tanto, no hay excusa para no cuidarnos y disfrutar de la carne y sus beneficios en cualquier época del año.
 

Compartir
Descargables